Fuerte aumento de instrucciones previas en Galicia - Fuerte aumento de instrucciones previas en Galicia - Colegio Notarial de Galicia

Actualidad

Noticias

Buscador

null Fuerte aumento de instrucciones previas en Galicia

Fuerte aumento de instrucciones previas en Galicia

Los documentos notariales de instrucciones previas experimentan un fuerte aumento en Galicia tras la pandemia y la ley de eutanasia

21/01/2024
  • Desde 2014 en las notarías galegas se han otorgado 5.716, el 44,7% de ellos en los tres últimos años

A CORUÑA, 21 de enero de 2024. Desde la pandemia, y más aún desde la entrada en vigor de la Ley de Regulación de la Eutanasia el 25 de junio de 2021, se ha experimentado en las notarías de Galicia un considerable aumento en el otorgamiento de Documentos de Instrucciones Previas (DIP), mediante los que una persona puede consignar las pautas que deben seguirse cuando su enfermedad le impida comunicarse con el equipo médico que debe decidir sobre su tratamiento. 

De los 5.716 documentos notariales de Instrucciones Previas tramitados en los 10 últimos años, 2.554 se registraron en ese trienio, un 44,7% del total, con aumentos sucesivos del 26,5% en 2021, 29% en 2022 y, a falta de computar los suscritos en diciembre pasado, 23,5% en 2023. Además, en los dos últimos años, la solicitud de eutanasia se ha incluido en el 63% y el 79% de los DIP, respectivamente.

El 65% de las personas otorgantes de Instrucciones Previas son mujeres y el 35%, hombres, y su media de edad es de 66 años.

 

Además de dar a conocer los datos que dibujan la situación actual, los expertos que participaron el pasado jueves en la mesa redonda organizada en A Coruña por la Real Academia Galega de Jurisprudencia y Legislación y el Colegio Notarial de Galicia pusieron de relieve los diversos aspectos ligados a estas disposiciones legales, que responden al deseo de una persona de no ser mantenida indefinidamente con vida cuando no hay posibilidades de recuperación y, de este modo, evitar su sufrimiento.

La vicedecana el Colegio Notarial, María José Gil Caballero, abundó en los principales apartados que configuran el Documento de Instrucciones Previas:

El fundamental y obligatorio es en el que se disponen las instrucciones que deben seguirse tanto en los cuidados como en el tratamiento de la enfermedad, es decir, si el paciente desea o no que se le mantenga con vida.

Solicitud de eutanasia

En cuanto a la solicitud de eutanasia consignada en dicho documento, la persona debe cumplir los requisitos previstos en la ley: ser mayor de edad y ser capaz y consciente de sus actos, tener la nacionalidad española o residencia legal en España o acreditar una permanencia en el país superior a 12 meses y sufrir una enfermedad grave e incurable o un padecimiento grave, crónico e imposibilitante, certificados por el equipo médico responsable.

Si se hubiese designado “un representante de confianza”, tal como recomienda María José Gil, este será el interlocutor válido ante responsable médico. Este último deberá certificar que el paciente se encuentra en una situación de incapacidad de hecho y aplicar lo previsto en el documento de instrucciones previas

Un segundo apartado del DIP se refiere al destino del cuerpo y órganos tras el fallecimiento, como la donación para trasplantes o la cesión para la investigación científica, entre otros supuestos. Por último, se incluye la designación del citado representante y la opción de incluir un sustituto en previsión de que aquel no estuviese disponible.

El documento no tiene un contenido máximo, sino que puede recoger otras disposiciones exclusivamente relacionadas con el final de la vida.

La secretaria general técnica de la Consellería de Sanidade, Natalia Lobato, señaló que el sostenido aumento de los DIP es muestra de la “conciencia colectiva que los pacientes han adquirido sobre sus propios derechos” y de su autonomía para tomar decisiones sobre sus cuidados y su muerte.

Registro y revisión del documento

Margarita Tasende, responsable del Rexistro Galego de Instruccións Previas, recomendó que todos los DIP realizados en notaría se inscriban luego en el registro gallego para que, en caso de necesidad, el personal sanitario pueda averiguar si un paciente posee ese documento, conocer su contenido, incorporarlo al historial clínico y avisar al representante que haya sido designado por él.

En relación con la eutanasia, hizo hincapié en que el DIP no puede ser ambiguo, sino que “tiene que hacer constar de forma expresa que se pide ayuda para morir”.

La presidenta de la Comisión de Garantía y Evaluación de la Eutanasia en Galicia, Nieves Molíns, se refirió a la “dimensión ética” de la labor médica y al necesario “diálogo con el paciente para conocer y tener en cuenta sus valores éticos, su modo de vida y sus creencias”.

La doctora Molíns incidió asimismo en la conveniencia de que la persona que otorga un DIP lo revise y, en su caso, actualice a lo largo del tiempo, dada la relevancia de las disposiciones que en ellos se contienen.

Por último, José Luis Jiménez, médico y miembro también de la Comisión de Garantía y Evaluación de la Eutanasia, insistió en que el documento de instrucciones previas debe ser “dinámico y revisarse con regularidad”. A este respecto, recordó que es posible revocarlo en cualquier momento, y es un instrumento legal muy recomendable a cualquier edad, también para las personas jóvenes.
 

Saludos,
Enrique de Ron

OFICINA DE PRENSA
Ilustre Colexio Notarial de Galicia
Arcebispo Lago, 12 - 15004 A Coruña
Móbil: 663 825 530 - www.galicia.notariado.org